Con la marca HASSEL fabricamos bicicletas eléctricas destinadas al segmento medio-alto del mercado, equipadas con motores de última generación y componentes de gran fiabilidad, elementos indispensables para hacer frente con éxito a las duras condiciones de rodaje que imponen los terrenos no asfaltados.
Esto hace que cada unidad que sale de nuestra cadena de montaje sea una garantía de inversión para su propietario, asegurándole horas y horas de rodaje sin preocupaciones.

Para ello hemos seleccionado materiales de altas prestaciones, resultado de las más avanzadas tecnologías de fabricación y hemos montado los mejores componentes de marcas reconocidas, siguiendo exhaustivos controles de calidad.

Toda nuestra gama de bicicletas eléctricas la hemos vertebrado en base a un sistema integrado, con el cuadro, el motor y la batería configurando un conjunto sumamente equilibrado, donde el diseño y la tecnología se han unido para conseguir resultados que satisfacen las más altas expectativas del usuario.
El comportamiento y fiabilidad de cada unidad de producción quedan garantizados por el cumplimiento de todos los requisitos legales, incluyendo homologaciones en todas las áreas y ensayos según normativa DIN y EN.



Motor

Los fabricantes de bicicletas eléctricas sabemos que una parte importante de su aceptación en el mercado es debida a la elección del conjunto motor/batería, ya que los usuarios valoran en gran medida dicho conjunto en su decisión de compra.

Para nosotros, la elección del motor ha sido relativamente fácil, ya que entre las cuatro grandes marcas que dominan el mercado, Bosch, Shimano, Yamaha y Brose, hemos seleccionado a esta última porque es la que tiene el motor con funcionamiento más suave y silencioso de todos los existentes en el mercado, condición indispensable para que la sensación transmitida por una bicicleta eléctrica sea lo más parecida posible a la de una bicicleta convencional.

Esta cualidad tan apreciada se consigue gracias a su sistema de transmisión interno, mediante correa dentada reforzada con fibra de carbono y que se desconecta completamente cuando se llega a 25 km/h, sin que a los pedales llegue ningún tipo de resistencia debido al motor.

Si a esto le unimos un par motor de los más elevados de su segmento, 90 Nm, con una entrega de potencia continua a cualquier régimen y nivel de asistencia hasta el 380%, el resultado es un rendimiento plenamente satisfactorio en cualquier terreno.


Batería

A nuestra batería la denominamos snake power pack, por su diseño tan especial y que solo compartimos con marcas como Husqvarna o Lapierre . Con una elevada capacidad de 504 Wh y desarrollada con tecnologías de vanguardia por Simplo Technology Corp., su revolucionario diseño con seis módulos conectados entre sí, permite su utilización en cuadros específicamente diseñados para ella y con un hueco extremadamente pequeño para extraerla, lo cual implica que la resistencia de nuestros cuadros es muy superior al de cuadros convencionales a igualdad de peso.

Gracias a una reducción de su tamaño del 20% con respecto a baterías convencionales de igual capacidad, el tubo diagonal del cuadro tiene un diámetro muy reducido, consiguiendo que nuestras bicicletas se caractericen por sus líneas ligeras y estilizadas.


Las diferentes funciones de la bicicleta pueden ser activadas mediante la unidad de control de Macquardt, ya sea utilizando las teclas o el joystick, disponiendo de actualización constante del software mediante USB.

En la pantalla se muestra la velocidad, el nivel de asistencia del motor, estado de luces y nivel de carga de batería, así como el total de kilómetros recorridos y autonomía restante en función de la velocidad y carga de batería.


Nuestros cuadros fabricados y diseñados específicamente para alojar y proteger en su interior tanto la snake power pack como el motor y el cableado eléctrico, se caracterizan por su elevada rigidez y limpieza de líneas, consiguiéndose un bajo centro de gravedad y un óptimo centrado de masas.Sus geometrías, con diferentes diseños y tallas, permiten una amplia gama de utilizaciones, tanto para asfalto como para todo terreno.

La resistencia y fiabilidad de nuestros cuadros se consiguen mediante un proceso de fabricación ampliamente testado, en el que se utilizan tubos de aleación de aluminio Al 6061, los cuales son hidroformados a alta presión antes de proceder a su soldadura y recibiendo posteriormente un tratamiento térmico denominado T6, que mejora sus propiedades mecánicas al eliminar las tensiones derivadas del proceso de soldadura.